Artículo | Educación virtual: Necesidad de formación continua y compromiso docente

 

 

Fotografìa de dominio público, tomada Pexels

 

David Quintana*

   

En El Salvador, desde Marzo 2020, la pandemia del covid-19 propició que los salones de clases fueran repentinamente sustituidos por los hogares de docentes y estudiantes, quienes en su mayoría, desconociendo las implicaciones de la educación virtual y de manera online se conectaron de alguna manera por Internet con el propósito de continuar garantizando el goce del derecho a la educación. Situación que hasta la fecha ha demandado una serie de esfuerzos para todos los sectores involucrados (docentes, estudiantes, instituciones educativas, familia, comunidad, entre otros). En este sentido, la Universidad Luterana Salvadoreña (ULS) a través de la Unidad de Investigación, consciente de su labor social en la sociedad, mediante la construcción de nuevos conocimientos, realizó una encuesta de carácter institucional en mayo 2020, con el propósito de diagnosticar las experiencias, habilidades y obstáculos de la educación virtual, que ha experimentado el sector docente, a consecuencia de la emergencia sanitaria actual.


En términos metodológicos, el estudio fue realizado conforme los parámetros de confianza de un 95%, mientras que el error muestral se estimó en un 5%. De esta forma, se diseñó un estudio cuantitativo, de nivel exploratorio, que posibilitó la aplicación de una encuesta online a 86 profesores de la sede central. Así mismo, cabe mencionar que la encuesta fue seccionada en 4 apartados, siendo estos: 1) Indicadores sociodemográficos, 2) experiencias 3) habilidades y 4) obstáculos de la educación virtual a consecuencia del Covid-19, obteniendo así, los resultados que se enuncian a continuación.


En la primera sección, referida a los indicadores sociodemográficos, se exploró el sexo de los catedráticos participantes en el estudio, obteniendo un 31% de representación femenina, a diferencia del 69% de participación masculina correspondiente a la muestra total. En tal sentido, puede interpretarse que 2 de cada 3 docentes de la ULS son hombres.  Así mismo, se encontró que la mayoría de los docentes de la ULS tienen el grado académico de Licenciados /as (74%); sin embargo, se observa un crecimiento de los grados de maestrías alcanzando un 24%, y Doctorado de un 2%.


En la segunda sección de la encuesta se abordaron experiencias que los docentes tuvieron para realizar su labor de manera virtual, considerando que los resultados de la encuesta indican que en cuanto al desarrollo de las clases sincrónicas, un 82% de los docentes señala que si las realizó en tiempo real. No obstante, es de destacar que un 15 % señala que si lo hizo en algunas ocasiones. En esta línea, en cuanto al tiempo utilizado fuera de los horarios de clase, un 50% de los docentes manifestó haber invertido entre 2 y 5 horas en orientaciones a sus grupos de estudiantes, superando en un 150% el tiempo establecido para el desarrollo de las clases online.


En la tercera sección de la encuesta, se identificaron habilidades desarrolladas por el claustro docente en lo referido a su desempeño en clases virtuales. En este sentido los resultados del sondeo muestran que un 84% ha participado en algún curso de formación referido al uso de las TIC ofrecido por la ULS, sin embargo, solo el 17% de ellos cuenta con una certificación como tutor virtual. Lo cual, supone una necesidad a suplir en el corto y mediano plazo. El uso de la plataforma y aula virtual EVA y Microsoft Teams, constituye una de las habilidades desarrolladas por un 92% del claustro docente. 


En la cuarta y última sección del sondeo se identificaron obstáculos para el desarrollo de las clases virtuales. Entre ellos destaca: el ancho de banda, la poca destreza en el uso de la tecnología y el acceso a Internet en el lugar de residencia. 

A partir de los datos anteriormente expuestos, puede concluirse que el paso de la educación presencial a la educación virtual ha dejado en evidencia, por un lado, la necesidad de continuar realizando esfuerzos de formación continua, por otro lado, el compromiso asumido por el claustro docentes de la ULS por mantener la educación a nivel universitario en esta coyuntura de pandemia. 


* Investigador y catedrático de la Universidad Luterana Salvadoreña

Visto 104 veces