Mensaje del Rector de la ULS

 

La Universidad Luterana Salvadoreña, institución de Educación Superior comprometida con la ciencia, la cultura y la formación académica de las y los jóvenes de nuestro país, con 22 años de experiencia; se ha consolidado como una institución con excelencia académica, y de reconocido prestigio tanto dentro como fuera del país.

Nuestra Universidad se ha convertido en una institución de Educación Superior, preocupada por contribuir desde su propia naturaleza, a la búsqueda de soluciones a los problemas socioeconómicos y políticos del país, es una institución caracterizada por la formación de profesionales comprometidos con el desarrollo integral de su país y conciencia social.

En un mundo cada vez más globalizado, sometido a las reglas del mercado propias del modelo neoliberal en sus formas más excluyentes y deformadoras de la conciencia social, la ULS se autodefine como un proyecto educativo alternativo, toda vez que en su comprensión de la realidad se sitúa en el espacio histórico  social donde se encuentran las mayorías de nuestro país; tomando opción por una práctica educativa solidaria, liberadora y transformadora, que conduzca a la  comunidad universitaria a pensar, soñar y actuar por un modelo de sociedad sustentado en la justicia, la libertad, la paz y la igualdad.

El modelo educativo de la ULS es participativo, humanista, dialógico y democrático, dirigido a concientizar y problematizar, dando vida al concepto de educación para el desarrollo sustentable, que cultiva una ciencia crítica y creadora; orientada al estudio de los problemas nacionales y de la región, promoviendo su relación con instituciones afines en todo el mundo, buscando el intercambio y la adopción de los nuevos conocimientos científicos, técnicos y culturales.

La ULS está en un proceso de franco desarrollo y le apuesta a poder brindar posibilidades de estudios universitarios a las y los jóvenes salvadoreños, tanto a nivel de grado como de post grado. El reto que asumimos como universidad es contribuir a la formación de profesionales capaces y conscientes, que se esfuercen por garantizar un futuro mejor, con bienestar para todas y todos.

Busquemos en los signos de los nuevos tiempos, en el uso de los adelantos de la vertiginosa revolución científico-técnica, actualmente en marcha, los conocimientos y demás recursos que nos ayuden a transformar las estructuras de injusticia imperante, trabajando en favor de una nueva globalización y de la defensa de la vida en nuestro planeta.

Fidel Nieto
Rector