Martes, 28 Abril 2020 00:00

Covid-19 y su paso por El Salvador

 

 

Fotografía tomada de Flickr con licencia de Creative Commons Public Domain 1.0

 

 

David Quintana*

 

Hace 4 meses aproximadamente, el mundo entero, entre risas, regalos y abrazos celebraba el cierre de un año más, sin imaginar que por un largo tiempo, estas serían las últimas fiestas que tendría la sociedad actual, luego de conocer que a finales de 2019, un nuevo brote de coronavirus surgiera en Wuhan, China, convirtiéndose en una  patología denominada por sus siglas  en  inglés como “Covid-19,” la cual es considerada actualmente una emergencia sanitaria a nivel mundial, (Palacios Cruz, Santos, Velásquez Cervantes, & León Juárez, 2020).

 

Se estima que a finales de Abril, según lo expone el periódico EL PAÍS (2020) más de 2,7 millones de personas se encuentran infectadas y que 200 mil han muerto en el mundo a consecuencia de la pandemia del covid-19. Situando a países como EE.UU, Italia, España, China, Francia entre otros como las naciones más afectadas. Por lo que, dada la alta expansión y contagio del virus, el 11 de Marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al covid-19 como pandemia a nivel mundial, invitando a todas las naciones a tomar medidas internas que evitarán la propagación del virus.

 

En la praxis, quedó en evidencia que la mayoría de los países no reaccionaron con suficiente “olfato” para comprender la complejidad de la problemática tanto a nivel local como global, en cambio los que sí lo hicieron pero de manera tardía, evidentemente han podido salvar más vidas, teniendo la esperanza de que China resolvería este problema, lo cual, el tiempo se encargó de demostrar que no sería así, dejando como único consuelo “que nadie estaba preparado” y que en efecto eso fue lo que se comprobó.

 

Haciendo un salto cuantitativo, en lo que refiere al contexto salvadoreño, la llegada del covid-19, era cuestión de tiempo, y esta tuvo lugar el 18 de Marzo, cuando se reportó el primer caso en El Salvador. Por lo que se estima, que esto desencadenó una serie de medidas, que desde el órgano Legislativo tendrían como finalidad la prevención de la expansión del virus, siendo ejemplo de ello, el cierre del Aeropuerto Internacional, decretar la cuarentena domiciliar, la suspensión de pagos de servicios básicos por tres meses, la asignación de un bono de 300 dólares por familia, entre otras; las cuáles a pesar de los errores que tuvieron, en términos estadísticos, evidenciaron un efecto positivo para el país, tomando en cuenta que según  la última actualización del Observatorio del Gobierno de El Salvador, hasta el 24 de Abril de 2020, El Salvador contaba con 274 casos confirmados y 8 fallecidos.

 

Ahora bien, retornando al panorama mundial, en términos generales se planteaba la hipótesis que era evidente que el mundo enfrentaría una nueva crisis y mucho más fuerte que la del año 2008 y que como regularmente sucede “los países pequeños sufrirán una crisis de salud, y un considerable impacto en sus economías; debido a dos razones, primero, por las medidas urgentes y necesarias del distanciamiento social para hacer frente a la epidemia, y segundo porque al no generar oferta y demanda  como consecuencia inevitable  se produce una profunda recesión.” (FUSADES, 2020) 

 

Estos efectos se hicieron sentir rápidamente en la población salvadoreña, luego de considerar que según (LA PRENSA GRÁFICA, 2019) un 75% de la población económicamente activa se dedica al comercio informal, los cuales, luego de decretarse “la cuarentena domiciliar” de manera inmediata perdieron su única fuente de ingresos. Por su parte, el sector educativo no fue la excepción, puesto que según cifras del MINED (2019), se considera sin tomar en cuenta el caso de la Educación Superior, sólo desde la Educación Parvularia hasta la Educación Media, aproximadamente 1 millón 500 estudiantes han tenido que pasar de un sistema de educación presencial a uno improvisado de manera virtual.

 

En el ámbito educativo, este cambio no ha sido fácil, debido a dos razones puntuales; en primera línea por la resistencia natural y humana a cualquier cambio y en segunda instancia, debido a la incipiente  inversión y formación, es decir por la precariedad de recursos tecnológicos y la limitada cobertura de internet y formación tanto de docentes como de estudiantes en el uso de la tecnología educativa, que demandan las clases en modalidad virtual.

 

A manera de conclusión puede decirse que en el corto plazo el covid-19 puede considerarse un problema que no descubre nada nuevo, sino que confirma la vulnerabilidad de nuestra economía, las severas carencias de nuestro sistema educativo y de salud, el abandono de la agricultura; pero que a mediano y largo plazo nos plantea la oportunidad de contar con protocolos de prevención,  de  reactivar nuestra agricultura, de contar con un sistema educativo más robusto y pertinente y que finalmente la salud constituya una prioridad  en toda política pública.

  

Referencias bibliográficas:

 

FUSADES. (2020). El impacto del COVID-19 en la economía de El Salvador: algunas consideraciones de política macroeconómica para hacer frente a la crisis. Antiguo Cuscatlán, El Salvador: Departamento de Estudios Económicos DEC.

LA PRENSA GRÁFICA. (22 de Julio de 2019). El sector informal. Obtenido de https://www.laprensagrafica.com/opinion/El-Sector-Informal-20190721-0422.html

MINED. (9 de Julio de 2019). Matrícula por nivel educativo. Obtenido de Departamento de Estadísticas Educativas: https://www.mined.gob.sv/EstadisticaWeb/indicadores/3.%20COBERTURA%20MATRICULAR/3.1%20Matr%C3%ADcula%20por%20nivel.pdf

Observatorio Gobierno de El Salvador (24 de Abril de 2020). Situación Nacional Covid-19. Obtenido de https://covid19.gob.sv/

PAÍS, E. (24 de Abril de 2020). Última hora de la covid 19. Obtenido de https://elpais.com/sociedad/2020-04-24/ultima-hora-del-coronavirus-en-espana-y-el-mundo-en-directo.html

Palacios Cruz, M., Santos, E., Velásquez Cervantes, M. A., & León Juárez, M. (2020). Covid-19,una emergencia de salud pública mundial. Revista Clínica Española, 1-7.

* Investigador y catedrático de la Universidad Luterana Salvadoreña

 
Visto 4444 veces Modificado por última vez en Viernes, 08 Mayo 2020 17:21